Buscar

Cambio climático y movilidad sostenible en Colombia, ¿nos interesa?

Algo que la mayoría de la prensa en Colombia y muchos de los colombianos pasamos por alto fue la Cumbre de Líderes por el Clima. Dicha cumbre se llevó a cabo de forma virtual la semana pasada y tuvo como anfitrión a Estados Unidos. Siendo una noticia de tan gran envergadura, no lo encontré en ninguna de las primeras paginas de los diarios. Con esta reunión, Estados Unidos vuelve a hacer su gran aparición en el mapa climático, comprometiéndose con ambiciosas metas a este respecto.


Colombia figuró como país invitado entre los más de 40 estados convocados. El presidente colombiano, Ivan Duque, ratificó dos grandes metas con las cuales estaremos presentes en Glasgow (Inglaterra) en Noviembre de 2021:


1. Lograr para el 2030 una reducción de 51% de las emisiones de gases de efecto invernadero y una carbono neutralidad para el año 2050[1]. Para ello, Colombia estuvo dentro de los 71 estados que presentaron un plan de acción “actualizado” en 2020 (Actualización de la Contribución Determinada), según los plazos establecidos por los Acuerdos de Paris. A este respecto, es importante recalcar que este plan es uno de los más ambiciosos de la región.


Es importante preguntarnos en general si este tipo de temáticas ¿son de interés general para los colombianos? ¿O será quizás que nos acostumbramos a dejar de lado temas tan relevantes para enfocarnos en las mismas temáticas y paginas usuales de violencia, amarillismo, críticas, acedas de partidos políticos, chismes de farándula, partidos de futbol, reinados de belleza, “desafíos” y “telebobelas”? Una encuesta nacional sobre la percepción del cambio climático en Colombia realizada por el PNUD (Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo) y el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales muestra que en Colombia casi un 63% de las personas encuestadas se consideran “poco informadas” sobre temas relacionados con el cambio climático y casi un 13% nada informadas[2]. ¿Sera que en realidad es un tema que no nos interesa para nada?


En lo relativo al plan de acción que Colombia presentó, es importante mencionar que uno de los puntos del plan se basa en incentivar el “transporte activo” en el país. Esto, a través del incremento la participación modal de la bicicleta, por ejemplo. ¡Si, La bicicleta! Ese modo de transporte olvidado que en los últimos meses ha adquirido en el mundo un gran protagonismo. La pandemia ha sido una gran oportunidad para darnos cuenta, en el mundo entero, que tanto este medio de transporte como el de caminar sean tomados por muchos gobiernos hoy en día, de forma muy seria y los ha obligado a invertir en infraestructura para implementar estos dos modos de “transportes no motorizados”. Sin la “intervención” del COVID-19 algo que hubiera tomado muchos años en llevarse acabo se esta realizando en meses, por no decir semanas.


Estos modos de transporte, no solamente recomendados por la Organización Mundial de la Salud, aportan beneficios relacionados con la salud y al mismo tiempo contribuyen al desarrollo de la movilidad sostenible y sobre todo con un aire más limpio para el medio ambiente. Es para mi, como colombina, descubrir con gran asombro descubrir algo de lo que ningún colombiano es consciente: ¡que las ciudades de Bogotá y Medellín han sido consideradas, por mucho tiempo, como ciudades líderes en el tema! Sin embargo, noto también con asombro que esto nos es totalmente indiferente. Claro que si, y por falta de información. Aunque quizás también por nuestra misma mentalidad que nos hace siempre creer que lo mejor viene de afuera. Es muy importante señalar a este respecto, que la ciudad de Bogotá gracias a muchas de las políticas de sus diferentes gobiernos desde los años 70, se ha convertido en inspiración para varios países del mundo. Por ejemplo, la creación de las populares Ciclovías, que sirvió como inspiración para la “Ciclovía de las Américas” o el de los tan de moda “Car Free Days” alrededor del mundo. Otro ejemplo es la Ley 1811 de 2016 que define los derechos de los ciclistas y les otorga determinados derechos, o la Resolución 3258 de 2018, “por la cual se adopta la guía de ciclo infraestructuras de las ciudades colombianas”. Igualmente las múltiples actividades que se promueven en todo país en lo que respecta al uso de este tipo de transporte y que son escasas o inexistentes en otras latitudes.


En la actualidad, Bogotá cuenta con más de 550 kilómetros [3] de Ciclovías (a los cuales se le suman 80 kilómetros adicionales desde el inicio de la cuarentena) y con un sistema de transporte BRT ¡que tanto criticamos! Este ultimo es también ejemplo a nivel mundial y ha sido implementado en numerosos países.


A pesar de todo esto, seguimos sin interesarnos en un tema tan esencial para el mundo, excepto para notros ¡que somos el ejemplo!


[1] Cancillería de Colombia, En Cumbre mundial de Líderes, Presidente Duque propone tres acciones para enfrentar el cambio climático: https://www.cancilleria.gov.co/en/node/24087. [2] ¿Qué piensan los colombianos sobre el cambio climático? primera encuesta nacional de percepción pública del cambio climático en Colombia, 2016. [3] Instituto Distrital de Recreación y deportes: https://www.idrd.gov.co/noticias/bogota-alcanza-los-80-kilometros-ciclovias-temporales.


Aida Kaffel

Abogada especialista en derecho internacional con Master en la Universidad de Ginebra y la Universidad de Barcelona. Trabaja actualmente con la Fundación Walk 21 de Gran Bretaña y la OMS en Ginebra, Suiza.

0 comentarios